¿Cómo llegan los plásticos al mar y cual es el verdadero problema?

La mayor parte proviene de los ríos, que sirven como conductos directos de basura desde las ciudades hasta el ambiente marino.

Una vez llegan al mar, los estudios indican que el 70% de los plásticos se hunden, un 15% quedan flotando en la superficie y el restante 15% en corrientes marinas a media agua. 
Todos los productos plásticos que vemos flotando en el océano o en la orilla de todas las playas del mundo son tan solo la “punta del iceberg” de todo el plástico que ha ingresado a nuestros océanos.  50% de estos plásticos son catalogados como “plásticos de un solo uso”

En todo el mundo, se compra 1 MILLÓN de BOTELLAS de PLÁSTICO POR MINUTO y 5 billones de bolsas plásticas desechables por año. En total, 50% de todo el plástico producido está diseñado para que lo usemos una vez y lo arrojamos a la basura.

Los plásticos de un solo uso son todos los artículos de plástico que se utilizan una sola vez, por lo general con una vida útil bastante corta, y que luego se desechan y  van a durar entre 100 a 400 años en biodegradarse. Ejemplos: botellas plásticas, bolsas plásticas, cubiertos plásticos, vasos plásticos, pajillas, etc.

Uno de los mayores problemas que enfrentamos actualmente son los MICROPLÁSTICOS.  ¿Qué son los microplásticos?  Como su nombre lo dice, son pequeños pedazos plásticos que se han desprendido y se convierten algunos en micropartículas hasta pedacitos de 5 mms de tamaño.  Ya hay estudios que hasta el plancton está consumiendo microplásticos, lo que hace que el plástico ingrese a la cadena alimenticia hasta llegar a nosotros y muchos otros animales que mueren por su consumo o sencillamente su salud es afectada de diferentes maneras por los metales pesados que el plástico atrae y los químicos que éste contiene.

Pero los animales no solo consumen microplásticos. Por año aparecen más de 10 ballenas muertas debido al consumo de plásticos de todo tipo (bolsas, botellas, redes, líneas de pesca) y se estima que hay más de 600 especies de animales afectadas por el consumo de plásticos y más de 1 millón de animales mueren debido al consumo de plásticos.

Ya nosotros como especie humana estamos consumiendo ya una cantidad considerable de plásticos a través de los mariscos, sal marina, aguas embotelladas. Los científicos han demostrado que el ser humano promedio está consumiendo la cantidad de plástico de una tarjeta de crédito por semana!

Según los últimos estudios, ya se han encontrado partículas de plástico en nuestros pulmones, nuestra sangre humana y hasta en placentas de mujeres embarazadas. ¿Qué significa esto? ¡Que el plástico se nos salió de las manos!